Agua hidrogenada - De un simple gas a una bebida vital

Publicado por: Marion Kuprat En: Agua Hidrogenada En: jueves, octubre 5, 2017 Comentario: 0 Golpear: 248
El agua con gas de hidrógeno molecular es más que un agua ionizada con un alto valor pH. El hidrógeno molecular es un componente de hidrógeno en...

El agua con gas de hidrógeno molecular es más que un agua ionizada con un alto valor pH. El hidrógeno molecular es un componente de hidrógeno en forma de gas muy volátil en el agua que, por medio de un adecuado procedimiento de electrólisis, genera el reducido potencial redox y, por consiguiente, la elevada actividad antioxidante.

 

Gracias a la electrólisis con electrodos especiales, el hidrógeno atómico reacciona más fácil y rápidamente con otro átomo de hidrógeno. Estos dos átomos de hidrógeno se convierten en una forma molecular algo más estable y, durante un cierto tiempo, forman un gas de hidrógeno en el agua. Estas moléculas débilmente unidas inmediatamente atacan a los radicales libres, los cuales, debido a ello, se saturan y, por consiguiente, dejan de ser radicales. El gas de hidrógeno, después de liberar su energía, no se convierte en un radical libre débil, como es el caso, p. ej., de la vitamica C, sino que se convierte en agua, por lo que tiene toda la energía disponible. Esto es muy simple y a la vez extraordinario ¿Por qué en este caso es importante el hidrógeno de los iones H2 y no el oxígeno de los iones OH? El hidrógeno es el combustible, mientras que el oxígeno es el quemador. Obtenemos la cantidad de oxígeno que queramos por medio de nuestros pulmones. En cambio, para obtener hidrógeno es necesario comer. Cada ingesta de alimentos sirve para obtener la fuente de energía H2. Gracias al agua de hidrógeno molecular (Hydrogen Rich Water) podemos obtener esta fuente de energía simplemente bebiendo.

 

El premio Nobel Albert Szent-Gyorgyi escribió a mediados del siglo XX que el hidrógeno, de hecho, es el portador de la energía biológica de la vida y, por tanto, es de vital importancia para todos los procesos de la vida. Incluso el farmacéutico alemán Alfons Natterer ya documentó en los años 30 del siglo pasado los sensacionales resultados terapéuticos con hidrógeno molecular. En esa época, la ciencia aún no tenía una explicación adecuada para el éxito de sus tratamientos. No fue hasta hace apenas 8 años, gracias a la investigación del japonés Sanetaka Shirahata sobre las condiciones especiales presentes en las cuevas sagradas, con su efecto curativo, que se reconoció el extraordinario efecto terapéutico del contenido de hidrógeno atómico en su forma molecular.

 

Desde su descubrimiento y hasta el año 2007 solo se han presentado unos 50 informes científicos sobre el hidrógeno en el ámbito de la salud. Desde el año 2008 ya son cientos los estudios disponibles y científicos y grupos de investigación están trabajando actualmente en muchos nuevos estudios. La investigación de agua rica en hidrógeno ha surgido prácticamente de la nada y, a día de hoy, es una de las nuevas áreas más prometedoras de la medicina.

Nuevos resultados de las investigaciones confirman lo que ya funciona en la práctica: El componente de hidrógeno gaseoso volátil en el agua es el que genera el potencial redox extraordinariamente bajo y la acción antioxidativa. Este “Hydrogen Rich Water” está inmediatamente disponible en el cuerpo, reduce la fatiga y alivia el estrés.

 

En su forma molecular se conserva en gran medida en el agua durante un breve espacio de tiempo y se puede almacenar entre 2 minutos y aprox. 2 a 4 horas en una concentración significativamente alta, dependiendo del agua de partida. No cura en sentido directo. Más bien, evita desarrollos perjudiciales que causan malestar.

 

 

No obstante:

• Eleva enormemente el estado de energía,

• mejora la comunicación celular,

• evita el ataque de los radicales libres,

• neutraliza los radicales hidroxilo,

(gases de efecto invernadero, mezclas de ozono, humo del cigarrillo, contaminación del aire),

• ayuda en casos de inflamación,

• ayuda en casos de presión arterial alta,

• mejora la asimilación de pastillas,

• al mismo tiempo reduce los efectos secundarios adversos de los medicamentos,

• mejora importantes componentes vitales y, de este modo, reduce los procesos de envejecimiento.

 

El hecho de que el hidrógeno se mida de diferente forma con distintos métodos y varios valores no es garantía de la cantidad de hidrógeno disuelta en el agua. El método más seguro de comprobación es el método por goteo que permite determinar a partir de qué magnitud de medición el hidrógeno ya no es capaz de neutralizar las toxinas acumuladas.

 

El agua de hidrógeno molecular es posiblemente uno de los mejores antioxidantes que conocemos hasta ahora. 

Related by Tags

    Comentarios

    Deje su comentario

    Artículos