¿Por qué es importante filtrar el agua?

Publicado por: Marion Kuprat En: General En: jueves, octubre 5, 2017 Comentario: 0 Golpear: 42
El agua es un elemento único, es indispensable para la vida, pensemos que el cuerpo humano está compuesto esencialmente de agua. Nuestra sangre,...

Los beneficios del agua filtrada en el hogar

 

El agua es un elemento único, es indispensable para la vida, pensemos que el cuerpo humano está compuesto esencialmente de agua. Nuestra sangre, por ejemplo es 82% agua, por eso podemos sobrevivir durante mucho más tiempo sin comer que sin beber.

 

Ésta ayuda en casi todas las funciones del cuerpo humano: Transporta nutrientes y oxígeno a las células, ayuda a convertir los alimentos en energía, limpia nuestros riñones de sustancias tóxicas, hidrata la piel, mucosas, ojos…

 

En la actividad diaria, cada día nuestro organismo pierde entre uno y dos litros de agua solo a través del sudor, que necesitamos reponer con lo que bebemos y comemos.

 

¿Qué ocurre en nuestro cuerpo si el agua que bebemos no es solo agua? ¿Qué sustancias podemos encontrar en el agua potable?

 

Contaminantes en el agua potable

 

Sin cloro, en muchos lugares no habría agua potable para beber y para el baño. Pero ahora el  cloro parece haberse convertido en el problema y es necesario encontrar alternativas urgentemente.

 

La calidad de nuestro agua potable no sólo sufre con las bacterias y la desinfección con cloro sino también con muchas más sustancias dañinas. Fertilizantes, productos químicos, desechos industriales y farmacológicos pueden provocar que el cuerpo humano se enferme, ya que todas estas sustancias son muy dañinas para el cuerpo.

 

El cloro es un gas venenoso y un peligro para nuestra salud. Aún así, hoy en día nuestras vidas casi son inconcebibles sin el cloro. Tras el aumento gradual en los niveles de cloro contra las bacterias, un peligro adicional acecha el organismo humano. El exceso de cloro reacciona en el agua con otras sustancias generando nuevas combinaciones que convierten el agua en un coctel químico de consecuencias impredecibles.

 

¿Qué establecen los límites del reglamento de agua potable?

 

Los límites legales establecidos por la regulación del agua potable están diseñados para garantizar que el agua del grifo pueda ser utilizada de forma segura como agua potable. Pero esto no es así. Los límites se refieren solo a una parte de la composición química del agua del grifo.

 

Los riesgos para la salud de la contaminación del agua todavía no han sido suficientemente investigados y solo se conocen unos pocos efectos, como los de: nitratos, nitritos, pesticidas, seudo-hormonas, residuos farmacológicos, antibióticos, plomo, cobre, fosfatos, cloro, etc. Dependiendo de la sustancia se les considera cancerígenos, pueden dañar el material genético, producir infertilidad, trastornos en el sistema nervioso o en el cerebro, causar daños en huesos y el esqueleto, dificultades de concentración y aprendizaje, o como en el caso de los nitritos, incluso pueden causar la muerte del bebé. Incluso dentro de los límites, faltan estudios sobre el efecto sumatorio de las sustancias o compuestos químicos que entran en el cuerpo.

 

Los científicos advierten de nuevas bacterias patógenas, debido al incremento en el uso de antibióticos en la medicina y cría de animales se ha producido un fuerte aumento de bacterias y microorganismos resistentes. A los científicos también les preocupa la resistencia de bacterias y parásitos (Cryptosporidium, etc.) a los productos químicos habitualmente utilizados en los tratamientos del agua (cloración, ozonización, o radiación UV).

 

Los valores límites actuales no son suficientes para la valoración de la calidad de todas las posibles sustancias. Para la determinación de los límites no existe ningún método reglamentario válido. El método es tan polémico como los propios límites. En resumen, se puede decir que los límites son cantidades de contaminantes legalmente aceptadas.

 

La solución más saludable es filtrar el agua

 

 

La única solución eficaz es que cada uno filtre el agua que entra en su casa. Casi todas las comidas se preparan o cocinan con agua, la fruta y la verdura se lava con agua, el café y el té se preparan con agua. Durante la ducha y el baño entran tantos o más contaminantes a través de la piel en el cuerpo, que bebiendo esa misma cantidad de agua.

 

Los filtros domésticos a base de carbón activo eliminan el 90% de los materiales y sustancias nocivas que se encuentran en el agua potable (uranio, metales, productos químicos, sedimentos biológicos, bacterias, virus, medicamentos, hormonas, antibióticos, sustancias fecales de cochinillas, etc.). Aunque el cloro puede habernos salvado en las últimas décadas de posibles epidemias, también pertenece al grupo de sustancias que es mejor filtrar del agua de consumo.

 

El agua de toda vivienda filtrada nos aporta suavidad, luminosidad e hidratación a nuestra piel y cabello, protege nuestro sistema respiratorio y es un gran alivio para los electrodomésticos, que ya no acumulan tanta.

Comentarios

Deje su comentario

Artículos