14 a) Óxido de hierro (hierro oxidado (Fe III+)

filtracion-de-agua-que-hay-en-el-agua-de-beber-oxido-de-hierro

El óxido de hierro se forma en contacto con el aire (óxido) y provoca una coloración marrón rojiza de la grifería y de la ropa. Este tipo de hierro se encuentra en sistemas con agua superficial. Se pueden detectar pequeñas partículas después de abrir el grifo. La forma más sencilla de eliminar estas partículas es la prefiltración mecánica con redes finas de acero inoxidable lavables a contracorriente o en combinación con intercambiadores de iones. Los filtros de cartucho generalmente solo se recomiendan para la postfiltración, porque se obstruyen con demasiada rapidez. Otro método es la dosificación de productos químicos para la floculación en el depósito de almacenamiento. Las partículas de hierro se sedimentan y pueden ser retiradas como sedimento.

14 b) Hierro ferroso (Fe II+)

El hierro ferroso es incoloro y se produce cuando el elemento hierro insoluble pasa a una forma soluble en ambientes ácidos y con poco oxígeno. Este tipo de hierro también se conoce como «hierro de agua clara». Cuando este hierro entra en contacto con el aire o se oxida, se forman depósitos oxidados de color marrón. Dependiendo de la cantidad de hierro disuelto, el problema puede resolverse con plantas de tratamiento en combinación con descalcificadores y filtros. Se pueden utilizar filtros de hierro especiales recubiertos con un agente oxidante a base de cloro o permanganato potásico o dosificar otros agentes oxidantes para, a continuación, filtrar mecánicamente las partículas de hierro resultantes (III+) del grupo de los óxidos de hierro. También es posible evitar los efectos del hierro disuelto (partículas de óxido, manchas marrón rojizas) impidiendo que dicho hierro disuelto (II+) se oxide. Este tipo de hierro deja marcas marrones en la cerámica en cuanto se oxida con el aire.

14 c) Partículas de hierro coloidal

filtracion-de-agua-que-hay-en-el-agua-hierro-coloidal

Las partículas de hierro coloidal son observables como materia en suspensión y causan una decoloración rojo-rosada del agua. El hierro combinado coloidalmente consiste en partículas muy pequeñas de hierro oxidado en forma de plaquitas. Estas partículas generalmente se combinan con otras sustancias. Las plaquitas de hierro con frecuencia no son capaces de agruparse para formar aglomerados más grandes; debido a las fuerzas electrostáticas más bien se produce una repulsión con otras partículas, que son capaces de formar complejos más grandes y filtrables.

Existen dos opciones de tratamiento: O bien se dosifica un agente oxidante (cloro) o se dosifican directamente intercambiadores de iones o floculantes que neutralizan las fuerzas electrostáticas. Los filtros de carbón activo se obstruyen rápidamente debido a la fuerza de adsorción que actúa sobre las plaquitas de hierro.

14 d) Hierro fijado bacteriológicamente

Las bacterias del hierro son organismos que fijan y enriquecen el hierro debido a su actividad enzimática. Forman depósitos gelatinosos y viscosos a lo largo del tramo por el que fluye el agua. Aparecen cuando ciertos microorganismos convierten el hierro ferroso presente en el agua debido a la entrada de aire. Los trozos más grandes del recubrimiento bacteriano pueden causar problemas y obstruir los grifos. En ocasiones, esta película bacteriana puede ser eliminada realizando cambios en las condiciones de flujo o reemplazando las tuberías o los accesorios. Esta colonización bacteriana es difícil de detectar. Para estar seguros, se recomienda realizar un análisis microscópico. Este problema también es relativamente difícil de controlar. Aunque los tratamientos de choque con altas dosis de cloro pueden eliminar las bacterias, es difícil evitar la repoblación. La filtración por sí sola no resolverá el problema.

Este tipo de contaminación bacteriana puede disolverse utilizando ácido clorhídrico. El hipoclorito sódico es un fuerte agente oxidante que penetra directamente en las células de las bacterias unicelulares donde daña la información genética, deteniendo así la propagación de las bacterias. Este agente es completamente inofensivo y está aprobado para la desinfección del agua. Los otros dos componentes del cloro libre, el cloro gaseoso y el hipoclorito, también están aprobados para la desinfección del agua.

15− Cobre

filtracion-de-agua-que-hay-en-el-agua-Cobre

El cobre es un importante nutriente para la salud cuando se ingiere en pequeñas cantidades. Es un elemento que está presente en estado natural en la naturaleza. No obstante, en la naturaleza el agua no contiene cobre. El cobre es ampliamente utilizado en instalaciones domésticas y no es dañino. Por eso, sus posibles efectos nocivos parten de un factor acumulativo de diferentes sustancias incompatibles entre sí. Durante el proceso de fabricación de los tubos de cobre se pueden haber añadido varios aditivos. La corrosión de diferentes tipos de tuberías de cobre o la corrosión causada por el agua ácida también puede ser la razón de un contenido demasiado alto de cobre en el agua potable. Si no es posible eliminar la causa de la contaminación excesiva de cobre, se puede eliminar el cobre utilizando intercambiadores de iones. El proceso de enlace es similar al del hierro disuelto. Un contenido demasiado alto de cobre puede causar una coloración azul verdosa de la grifería y un sabor metálico del agua.

16− Fluoruros

filtracion-de-agua-que-hay-en-el-agua-fluoruros

El fluoruro es un tema que se discute de forma muy acalorada, a pesar de que el potencial tóxico del fluoruro de sodio se conoce desde hace décadas. Pero esto no cambia el hecho de que el flúor es un gas no metálico del grupo de los halógenos, que es fuertemente reactivo y muy tóxico. Los fluoruros son más tóxicos que el arsénico. En forma no ligada, se encuentran entre las sustancias más tóxicas de la tierra y pueden desintegrar fácilmente el acero, el vidrio y el aluminio.

Su farmacéutico le dirá que el flúor (fluoruro) en la pasta de dientes es saludable. Mientras que la oficina de patentes le dirá que el flúor está presente en muchas patentes como un veneno para ratas. El flúor debilita su conciencia y le convierte en una persona temerosa. Los fluoruros en los alimentos destruyen exactamente aquello que prometen proteger. Todos los sistemas de nuestro cuerpo dependen de las enzimas. Debido a que los fluoruros cambian la forma de las enzimas, estas ahora son tratadas como cuerpos extraños e invasores por nuestro sistema inmunológico. Se produce una reacción autoinmune y el cuerpo se ataca a sí mismo. El flúor es un veneno enzimático, un veneno celular, un veneno acumulativo en forma de ion fluoruro. Incluso en las supuestas pequeñas concentraciones de flúor presentes en las pastas de dientes —como recomiendan los especialistas odontológicos en flúor dental—, así como en el agua potable y la sal de mesa. Debido a su reactividad, en la naturaleza no se presenta en forma elemental, sino exclusivamente en forma ligada con minerales (la excepción son algunas trazas en un único mineral poco frecuente) como fluoruro, por ejemplo, como fluoruro de calcio o fluoruro de sodio.

Los fluoruros


– dañan el sistema nervioso,


– desactivan al menos 62  encimas en nuestro cuerpo,


– aumentan el riesgo de desarrollar osteoporosis,


– causan daños genéticos,


– aumentan el riesgo de desarrollar cáncer,


– tienen un efecto dañino en el corazón, el hígado y los riñones,


– debilitan la voluntad.

El flúor apaga de una manera lenta pero continuada la voluntad de las personas. Esta es también la razón por la que alrededor del 60% de los psicofármacos en todo el mundo contienen fluoruros como su componente más importante.


La absorción involuntaria de fluoruros a través del agua potable es especialmente elevada en las zonas próximas a plantas de producción de aluminio. El flúor es un elemento muy agresivo y potente. Rompe las hebras de ADN en el núcleo de la célula y también impide su reparación.

17− Plaguicidas

filtracion-de-agua-que-hay-en-el-agua-plaguicidas

Los plaguicidas se utilizan para eliminar malezas, insectos y otras plagas en las plantas. El aumento del uso de plaguicidas en la agricultura implica que estas sustancias tóxicas entran en el suelo, los ríos, los lagos y en las aguas subterráneas de las que obtenemos nuestra agua potable. El glifosato es el plaguicida aprobado más conocido actualmente. Se puede encontrar tanto en el agua potable como en los productos que consumimos. La investigación internacional sobre el cáncer ha clasificado este compuesto como cancerígeno. Las empresas suministradoras de agua no están obligadas a comprobar la presencia de plaguicidas en el agua; estas pruebas son voluntarias y no son exigidas por la ley.En Europa se han autorizado 276  plaguicidas diferentes.Estas sustancias no figuran en la lista propuesta por los institutos de ensayo.


Dependiendo de los productos que se consuman, incluso una baja concentración en el agua potable ya puede resultar perjudicial. Los plaguicidas que interfieren en las funciones de las hormonas son particularmente críticos.

18− Residuos de medicamentos

filtracion-de-agua-que-hay-en-el-agua-medicamentos-en-el-agua

Residuos de medicamentos en el agua potable; esto no solo suena perjudicial, ¡de hecho, lo es!


Muchos principios activos llegan al agua procedentes de la medicina veterinaria y, especialmente, de la cría masiva de animales utilizados para el consumo.
Los siguientes medicamentos procedentes de la medicina humana ya han sido detectados en el agua potable: analgésicos, antibióticos, betabloqueantes, agentes de contraste, psicofármacos, citostáticos y medicamentos para diabéticos. ¿Es esto realmente saludable? El efecto acumulativo de todos estos medicamentos todavía no ha sido investigado completamente por la medicina, y mucho menos sus efectos en el agua potable. Las autoridades sanitarias asumen que cantidades de hasta 1 µg no deberían suponer ninguna carga para la salud, ni siquiera en el caso de los lactantes. En la mayoría de los casos, las concentraciones encontradas todavía son bajas. Sin embargo, el ejemplo del aluminio nos ha enseñado que las investigaciones también pueden equivocarse. En el pasado, las consideraciones sobre el aluminio cambiaban repetidamente entre dañino y poco dañino. No obstante, hoy en día debemos asumir que es un factor desencadenante de la enfermedad de Alzheimer y la demencia.

19− Medios de contraste

Los rayos X son uno de los métodos de diagnóstico visual más frecuentes. El gadolinio es un metal de alta tecnología y un elemento del grupo de las tierras raras, que se encuentra en medios de contraste y que supone una alta carga para el ser humano. Se encuentra en las aguas residuales de los hospitales y ya está presente en muchas aguas. Pertenece al grupo de residuos de medicamentos. El problema está en la imprudencia de los hospitales, así como en las empresas fabricantes que desarrollan o utilizan estos productos.

20− Hormonas

filtracion-de-agua-que-hay-en-el-agua-Hormonas

Se sabe que las hormonas juegan un papel importante en el cuerpo humano. Se consideran sustancias mensajeras que regulan diversas funciones y transmiten información. Los pescadores están observando que, sobre todo en la proximidad de las plantas de tratamiento de aguas residuales, los peces existentes se están feminizando.

La población de aves en las proximidades de las plantas de tratamiento de aguas residuales también está mostrando cambios hormonales. La mayoría de estas aves se alimentan de los caracoles que viven en la zona, que a su vez viven de las aguas. Este desarrollo es causado por hormonas como la píldora anticonceptiva, que son liberadas al agua sin filtrar y sin ser sometidas a pruebas en las plantas de tratamiento de aguas residuales. Hasta ahora, las plantas de tratamiento de aguas residuales no disponen de métodos capaces de eliminar los residuos hormonales de las aguas residuales. Tampoco son las concentraciones de hormonas que causan daños agudos las que generan preocupación, sino las concentraciones constantes, crónicas y subagudas que entran ininterrumpidamente en el medio ambiente. Las sustancias químicas también pueden liberar disruptores hormonales.

21− Uranio

filtracion-de-agua-que-hay-en-el-agua-Uranio

¡El uranio es un metal pesado radiactivo y tóxico! Pero la peligrosidad del uranio para el ser humano no se debe a la ligera radiación que desprende, sino a su toxicidad química: si se ingiere en altas dosis durante un periodo de tiempo prolongado puede causar daños permanentes en la sangre, los huesos y los riñones. Durante la búsqueda de indicios se descubrieron causas asombrosas: desde 1984, los expertos ya saben que el aumento de las concentraciones de uranio en las aguas puede estar relacionado con la fertilización de los campos de cultivo. Por naturaleza, el uranio está relativamente extendido en la tierra y España es inherentemente un país rico en uranio.

De hecho, los fertilizantes minerales de fosfatos contienen concentraciones de hasta 700 gramos de uranio por tonelada de fosfato. Esto también se aplica a muchos fertilizantes de jardín, que los consumidores pueden adquirir en cualquier tienda de bricolaje. De momento, en los envases no se informa a los agricultores o consumidores de que los fertilizantes fosfatados también pueden contener uranio. Este es un factor acumulativo más para el cáncer.

22− Fosfatos

filtracion-de-agua-que-hay-en-el-agua-fosfatos-para-bebidas

Los fosfatos se consideran un agente testado y comprobado contra la corrosión y los depósitos en las tuberías de agua. Los inhibidores de corrosión no son otra cosa que fosfatos. Con frecuencia se añaden a las sales regeneradoras de los sistemas de descalcificación. Si no es posible eliminar el exceso de fosfatos del agua, se puede producir una sobrefertilización y, como resultado, un fuerte crecimiento de algas. Incluso con bajas concentraciones de fosfato de 0,035 mg/L, las algas pueden multiplicarse de forma explosiva.


En principio, un contenido de fosfato saludable en aguas saludables es de unos 0,1 mg/l o menos. No obstante, con una fuerte incidencia de luz y el aumento de la temperatura del agua, el contenido de fosfato puede elevarse rápidamente por encima de los 0,5 mg/l.

23− Nitratos y nitritos

filtracion-de-agua-Nitratos-en-el-agua

El nitrato es una sustancia que se encuentra de forma natural en el suelo. Dado que las plantas necesitan el nitrógeno de los nitratos para la síntesis de proteínas, hasta cierto punto, esto también resulta muy útil.


Sin embargo, solo debería esparcirse en los campos la cantidad de estiércol líquido que contenga los nitratos que las plantas utilicen realmente. Los nitratos en sí mismos no son tóxicos, pero son el precursor de la formación de nitritos, que se forman en combinación con un ácido. El exceso de fertilizantes con nitratos es arrastrado muy fácilmente de la tierra a los arroyos y ríos, y finalmente termina en el agua potable. En muchos países europeos el uso de fertilizantes nitrogenados se ha multiplicado por 20 en los últimos 40 años, y solo un tratamiento especializado del agua puede reducir la cantidad de nitratos presentes en el agua potable. Los nitratos y los nitritos son especialmente perjudiciales para el desarrollo de los bebés y los niños de corta edad y pueden ser la causa de la cianosis congénita, más conocida como el «síndrome del bebé azul», que puede ser mortal. Desde que el contenido de nitratos en el agua se controla rigurosamente, estos casos han disminuido drásticamente. Los nitritos resultantes se asocian con el cáncer. Si los nitritos reaccionan con los aminoácidos de nuestro cuerpo, se pueden formar nitrosaminas, que también pueden tener un efecto cancerígeno.


Los expertos ya recomiendan analizar el agua potable en busca de nitratos cuando se está esperando un bebé y utilizar agua sin nitratos al menos durante el primer año de vida del bebé.

24− Sulfuro de hidrógeno

filtracion-de-agua-que-hay-en-el-agua-Sulfuro-de-hidrogeno

El sulfuro de hidrógeno es un gas soluble en agua. El biogás y las alcantarillas siempre contienen una cierta cantidad de sulfuro de hidrógeno. Junto con el agua se forma una solución muy ácida y corrosiva. Este ácido corroe todos los componentes metálicos como las tuberías y ataca el hormigón. La corrosión daña principalmente las estructuras de los canales de hormigón y los aparatos metálicos existentes. El sulfuro de hidrógeno es el gas más tóxico e insidioso del estiércol líquido. Es más pesado que el aire, por lo que se podría decir que se arrastra por el suelo. El olor intenso y fácilmente perceptible de los huevos podridos es una ventaja inestimable para detectar el sulfuro de hidrógeno. Esto es muy importante, dado que la inhalación de estos gases puede suponer un grave riesgo para la vida. Otros gases que pueden acabar en el agua debido al estiércol líquido son: el dióxido de carbono, el gas metano y el amoníaco.

25− Dureza de agua

dureza-del-agua

El agua dura generalmente no se considera un riesgo para la salud. Aunque a veces puede resultar molesto. El agua dura tiene un alto contenido de minerales disueltos, principalmente calcio y magnesio. La precipitación de estos carbonatos solubles reduce la dureza del agua. Por eso, la parte de la dureza del agua causada por los carbonatos de hidrógeno disueltos se denomina dureza temporal. La dureza permanente es causada por los sulfatos, nitratos y cloruros disueltos en el agua.

El agua dura deja depósitos de minerales en griferías y lavabos, reduce el rendimiento de los dispositivos por los que fluye o provoca daños en ellos, y reduce el efecto del jabón y de los detergentes.

Los granulados de intercambio de iones pueden eliminar del agua los minerales disueltos que forman la dureza. Los granulados de intercambio de iones son sustancias capaces de absorber iones, es decir, partículas cargadas, del agua circundante y reemplazarlos por iones de diferente origen pero con la misma carga. Los iones de calcio y magnesio que son valiosos para los seres humanos son reemplazados por iones de sodio para que nuestros aparatos no se calcifiquen.

No obstante, desde el punto de vista de la salud, hablar de minerales orgánicos buenos y de minerales inorgánicos malos es una contradicción en sí misma. Los minerales siempre son inorgánicos.


Los minerales también conservan sus propiedades «inorgánicas» cuando se encuentran en las plantas o en el cuerpo humano. Esto no resta valor a su efecto esencial para la vida, ya que los minerales disueltos son precisamente los que determinan esta importante conductividad eléctrica del agua. Así que, si desea que su lavadora viva más tiempo que usted, entonces quizás deba seguir el consejo de beber solo agua destilada. De lo contrario, tiene la posibilidad de cubrir una parte considerable de sus necesidades de calcio y magnesio a través de los minerales inorgánicos presentes en su agua potable e incluso evitar un posible ataque cardíaco.

26 – Sulfatos

filtracion-de-agua-que-hay-en-el-agua-Sulfatos

Los sulfatos son un componente natural que se encuentra en la mayoría de las aguas en cantidades que varían según las condiciones geográficas. Es un compuesto incoloro e inodoro de azufre con oxígeno, que existe en el agua en forma de sal disuelta. Los niveles altos de sulfatos generalmente son señal de que el agua es muy dura, dado que el sulfato puede combinarse con calcio y magnesio. Por otro lado, los altos niveles de sulfatos también van acompañados de altos niveles de sodio y un alto contenido de ácido en el agua. Una concentración baja a moderada de sulfatos puede aportar un mejor sabor al agua. Los sulfatos contribuyen al contenido mineral total del agua.
Las altas concentraciones de sulfatos tienen un sabor ligeramente medicinal y pueden tener un efecto laxante en el sistema digestivo. La presencia de sulfatos en el agua no presenta inconvenientes para la salud, aunque podrían ser una preocupación en particular para las personas que tienen un mayor riesgo debido a su leve efecto laxante.

Marion Kuprat


www.marionkuprat.com