Nitratos, una bomba de relojería

Publicado por: Dorin Kuprat En: General En: martes, diciembre 5, 2017 Comentario: 0 Golpear: 1003
Un litro de agua potable no debe contener más de 50 mg/l de nitrato. Sin embargo, esta cantidad ya puede resultar peligrosa para un bebé. 

El nitrato es un nutriente vegetal que se encuentra de forma natural en el suelo. Aunque los nitratos son un componente natural del suelo, también se producen artificialmente en grandes cantidades. Las plantas necesitan el nitrógeno de los nitratos para la síntesis de aminoácidos. Sin embargo, la diversidad vegetal necesita cantidades muy diferentes de este combustible. Y, siguiendo el lema de "cuánto más mejor", al suelo se añaden demasiados fertilizantes ricos en nitratos. Es cierto que los nitratos en sí mismos no se consideran tóxicos. El problema es el exceso de nitratos que no es necesario para el crecimiento de las plantas, que queda en el suelo. Por medio del agua de riego y de la lluvia estos restos de nitratos acaban en las aguas subterráneas y superficiales de donde se extrae nuestra agua potable.



Como ya se ha dicho, los nitratos en sí mismos no son tóxicos. El problema comienza cuando en un medio ácido algunas bacterias especiales convierten dichos nitratos en nitritos. Esto sucede en suelos ácidos fertilizados en exceso, en aguas ácidas procedentes de las descalcificadoras y también en el agua ácida de la ósmosis inversa. El agua de ósmosis apenas tiene conductividad debido a la falta de minerales, por lo que, si la osmosis no se limpia con mucha frequencia, en los espacios de aire y en el grifo de agua se acumulan bacterias. Es la acidificación del cuerpo humano que también puede favorecer que los nitratos se conviertan en nitritos. Estos sí son tóxicos y son transformados rápidamente por los aminoácidos en nitrosaminas, las cuales están involucradas en los procesos cancerígenos.



Nitratos en el agua potable y sus efectos a largo plazo

Los nitratos tienen un perjudicial efecto a largo plazo: en la saliva del adulto pequeñas cantidades de nitratos se convierten continuamente en nitritos. En el estómago, estos nitritos pueden reaccionar con las aminas y originar nitrosaminas. Un litro de agua potable no debe contener más de 50 mg/l de nitrato. Sin embargo, esta cantidad ya puede resultar peligrosa para un bebé. Por eso, los bebés solo deben recibir agua pobre en nitratos o mejor aún sin nitratos. En algunos tipos de embutidos o quesos se utilizan nitratos o incluso nitritos como aditivo alimentario para su conservación. El nitrato (números E250 hasta E252) se utiliza junto con la sal común para el curado en seco. En los alimentos correspondientes, la transformación del nitrato en nitrito se produce así de forma totalmente incontrolada.



La principal razón de la excesiva carga de nitratos en las aguas subterráneas es el aumento de la ganadería intensiva, debido a la cual cada vez llega más estiércol líquido a los campos que, en consecuencia, contamina las aguas subterráneas. Por eso, los excesivos niveles de nitratos se dan principalmente en zonas de ganadería y agricultura industrial intensiva. Aunque, quizás, lo más seguro sea informarse sobre las mediciones oficiales de la zona.



El Periódico `El País` escribe: "Uno de cada cuatro acuíferos españoles está contaminado con nitratos (nocivos para la salud y ecosistemas) y es el problema más grave e “inquietante” de las aguas subterráneas del país, de las que se abastece el 70 % de los municipios españoles de menos de 20.000 habitantes. “En torno a 170 de las 700 masas existentes están afectados por la contaminación difusa de los nitratos, un 25 % del total”, explica Juan José Durán, director del departamento de investigación y prospectiva geocientífica del Instituto Geológico y Minero de España (IGME).

https://politica.elpais.com/politica/2015/09/13/actualidad/1442167897_859459.html

https://www.iagua.es/noticias/espana/confederacion-hidrografica-ebro/16/10/14/publicado-nuevo-mapa-aguas-afectadas

Las Zonas más afectadas en un mapa:

http://www.chebro.es/contenido.visualizar.do?idContenido=19441&idMenu=3811



Ya se están probando procesos y granulados para el cambio de iones de alta tecnología porque se sabe que necesitarán ser aplicados en un futuro no tan lejano. El problema crece y en algún momento ya no será posible hacer frente a este problema de otro modo, porque los nitratos se acumulan en el cuerpo y, en condiciones ideales, se convierten en nitritos. Pero, por razones económicas, en estos momentos no es posible pensar en una desnitrificación general. Por el momento es mas fácil modificar la normativa de valores. A pesar de que en demasiados lugares los valores medidos son preocupantemente elevados, eliminar los nitratos sigue siendo un asunto privado. Con los filtros de agua normales solo es posible reducir los nitratos, pero no eliminarlos.



Recientemente hemos encontrado la solución ideal al problema cada vez más evidente y conocido de los altos niveles de nitratos en nuestra agua potable. Se trata de un equipo de filtración y descalcificación llamado NH1, que además puede resolver, si se quiere, el problema del excesivo contenido de cal en el agua. El tratamiento de estos dos problemas con un solo equipo es algo completamente novedoso.



En estos momentos, eliminar los nitratos del agua es el mayor desafío al que se enfrenta el sector del tratamiento del agua. Las soluciones habituales con cartuchos filtrantes o sistemas de ósmosis inversa son muy complejas y costosas debido a los altos costes derivados. Con el innovador equipo combinado NH-1 puede eliminar los nitratos del agua sanitaria o doméstica y reducir el grado de dureza a un nivel aceptable de una manera muy rentable.



Si le gusta beber agua hidrogenada, tenga en cuenta que el agua debe estar libre de nitratos y, a ser posible, conservar sus minerales naturales, es decir, no deben utilizarse equipos de ósmosis y, por supuesto, tampoco destiladores.



Para la producción de agua hidrogenada, el agua se "reduce", es decir, se carga con electrones y se reduce a un "antioxidante". Sin embargo, este exceso de electrones también "reduce", o convierte, los nitratos contenidos en el agua del grifo en nitritos. Eso no cambia el hecho de que el agua hidrogenada es un método terapéutico prometedor contra los radicales libres del oxígeno. Los nitritos no aumentan si se utiliza agua hidrogenada libre de nitratos, sino solo debido al proceso de producción con agua que contiene nitratos. Por eso, mi recomendación es siempre elegir un dispositivo para la producción de agua hidrogenada que funcione de forma independiente al agua del grifo, es decir, que disponga de su propio depósito de agua.



Infórmese en la autoridad local competente de cuáles son los niveles de nitratos medidos en su zona. El ayuntamiento competente debería poder facilitar la información de los niveles anuales de nitratos, arsénico y flúor. Estas son las amenazas que necesitan ser filtradas individualmente del agua.

La situación cambia totalmente cuando se trata de agua remolineada. El remolineado es especialmente importante para este tipo de toxinas altamente solubles para disolver los patrones de frecuencia de estas sustancias. El remolineado implosivo puede disolver literalmente los restos de nitratos y las frecuencias de información de los mismos en el agua tratada de esta manera.



Comentarios

Deje su comentario

Artículos